Jamón ibérico

 

fiambres jamón serrano

Llamados de pata negra

Esta clase de jamón es procedente del cochino ibérico, el cual es bien conocido por ser una raza de miles de años autóctona de la península ibérica, es bien sabido que es la última raza superviviente de todas las razas de cochinos de pastoreo en Europa. Se puede identificar muy fácilmente por sus singulares características, a saber: son de silueta muy estilizadas, de patas finas y además largas, la característica de su hocico es afilado y generalmente de piel oscura junto con sus pezuñas, es aquí donde aparece el término de “pata negra”, el cual es usado para identificar a los jamones que provienen del cochino ibérico.

Para poder hacer esta clase de jamón el animal debe poseer como mínimo un 50 por ciento de pureza de esta clase de raza para de este modo poderse llamar jamón ibérico. Si bien, los que son de altísima calidad son aquellos jamones elaborados a partir de cochinos ibéricos, donde ambos padres son 100 por ciento de esta raza ibérica.